La Importancia de la CU en el Mundo Corporativo



Vivimos en un mundo fascinante. Cambio y convergencia parecen ser la norma. Cambio está en todos lados pero con especial énfasis en el sector de telecomunicaciones dada su condición de facilitador de la nueva experiencia basada en apps. Convergencia, porque ahora tenemos dispositivos que sustituyen a muchos otros, si no físicamente, por lo menos en funcionalidades. En vista de esto,  llegará el momento en el cual, así como el celular sustituyó domicilio por personal, el mundo corporativo se convertirá en mas personal en términos de su estilo de comunicación. Recientemente atendí una charla por Gary Davis, de IntelSecurity en el ITEXPO Miami 2015, donde presentó el caso de la “persona dual” de los Millennials. Esto  ha traído como consecuencia la política de BYOD – TTD / CYOD – STU (Bring Your Own Device – Trae Tu Dispositivo / Choose Your Own Device – Selecciona Tu Dispositivo), dado que para los Millennials es inaceptable el uso de dispositivos separados para sus necesidades de comunicaciones. Así, entonces, las empresas han tenido que adaptarse y crear dos nuevos ambientes sobre el mismo dispositivo. Éste es un caso extremo de convergencia forzada: el ambiente personal y la funcionalidad corporativa coexistiendo en el mismo dispositivo, donde uno de ellos, el corporativo, siempre estará listo a “desaparecer” sin dejar rastro cuando la inevitable separación de persona y empresa llegue. Los Millennials no se caracterizan por dedicarle toda una vida a una sola corporación, según apuntan los números.

Esto nos trae a las Comunicaciones Unificadas (CU). Independientemente de cuál definición adoptemos, se trata de transitar por plataformas disímiles, esquemas, y dispositivos de una  manera tal que sea totalmente transparente para el usuario. No importa dónde me encuentre, debo ser capaz de comunicarme de la misma manera en que lo hago en la oficina. La única diferencia se centra en el dispositivo: cuando estoy fuera de la oficina, el celular, en su versión Smartphone; dentro de la oficina, utilizando el teléfono de mesa. No me importa cuál tecnología me habilita o dónde me encuentre. Esto es, en esencia, CU. Agreguemos todas las otras funcionalidades, tales como gerencia de documentos, seguridad, colaboración, y mensajería, y tenemos todo un nuevo mundo... usando la mayoría de la tecnología disponible hoy. Nuevos desarrollos, nuevas maneras de conectarnos.

Nosotros, como usuarios, esperamos que este pequeño aparato – el Smartphone – nos provea todo lo que dejamos atrás en la oficina corporativa; y mejor es que lo haga, porque el individuo permanentemente conectado está, para bien o para mal, siempre disponible y siempre trabajando. No le damos pensamiento alguno a lo intrincado de la tecnología subyacente, y es así como debe ser. El usuario no debe estar preocupado por los manejadores, switches, parchos, y todas esas cosas a las que nos hemos acostumbrado durante el reinado Microsoft. Todo debe ser transparente. El reinado de la App ha comenzado y ahora no tenemos escrúpulo en dejar a un lado todo lo técnico en favor de la funcionalidad, de una agradable y sencilla experiencia de uso y, más importante, facilidad de instalación y mantenimiento.

Aquí es donde la clave para las CU reposa. Si vamos a implementarla, al menos en su definición actual, debe proveer una transición “sin costuras”, sin sobresaltos, para el mundo de la “persona dual”, debe ser fácilmente escalable para permitir el número de usuarios que requerimos, y ser financieramente viable; pero, más que nada, debe proveer a los profesionales técnicos a cargo de mantener el servicio, de las herramientas más simples, poderosas, y versátiles dentro del ambiente de mantenimiento y soporte.

Éste es el verdadero reto. Tenemos que ser capaces de funcionar en los mismos niveles en los cuales lo hace la simple app y teniendo la complejidad de entregar múltiples funcionalidades, todo dentro de un marco de alta velocidad y alta calidad, donde los recursos compiten con la escasez del recurso financiero dentro de una actuación Clase Mundial. Éste es el verdadero reto de este mundo maravilloso de las UC, donde el individuo está forzando el cambio y donde el Mundo Corporativo o acepta o desaparece.

Para obtener más información sobre cómo TelOnline puede ayudar a su empresa a mejorar sus comunicaciones comerciales, contáctenos para una demostración o consulta gratuita. Obtenga más información sobre nuestras capacidades en www.TelOnline.com o llame al +1 954.894.6181


Regresar a TelOnline
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario